Usted está aquí

REVISIÓN A LA BAJA DEL CRECIMIENTO
Los observadores están divididos frente al crecimiento esperado del PIB para este año: unos piensan que será un poco mejor que en 2015, o que en el peor de los casos será “sensiblemente igual”: esta es la opinión del Ministro de Hacienda, quien al finalizar diciembre presentó los nuevos supuestos macroeconómicos esperados por esa cartera, y consignados en el denominado Plan Financiero de 2016. Según el gobierno, la economía colombiana crecerá un 3.2%, una variación similar a la proyectada para 2015 y cuyo dato calculado por el DANE sólo se conocerá en marzo. Pero la mayoría de los analistas considera que en este año la variación del PIB estará por debajo de la registrada en 2015, pronóstico que en nuestra opinión luce más ajustado a la realidad: en este año se sentirá con todo el rigor la destorcida petrolera con todas sus consecuencias sobre los ingresos tributarios, el gasto público, tanto nacional como departamental, y sobre la inversión privada en proyectos mineroenergéticos. El cuadro muestra las proyecciones sectoriales de crecimiento recién actualizadas por el gobierno: se destaca la contracción del sector agropecuario, por efectos del Fenómeno del Niño, la parálisis en la minería y la inquietante desaceleración del sector del comercio, restaurantes y hoteles. Del lado positivo se destaca la recuperación del sector industrial, empujada principalmente por la reapertura de la refinería de Cartagena.