Usted está aquí

COLOMBIA, CASO ESPECIAL
En Estados Unidos arrecia la controversia sobre el futuro del comercio tradicional llegándose a sugerir insistentemente que el retail de ladrillo es un sector que parece agonizante. Entre tanto, todos los elogios y premoniciones apuntan al comercio electrónico, el llamado e-commerce. Sin embargo, los grandes comercios en línea como Amazon son compañías que generan millonarias y crecientes ventas pero al mismo tiempo registran pérdidas. Se afirma que si bien el retail digital ha capturado participación de mercado, lo ha hecho a un alto costo. En el mundo financiero afirman que cuando los mercados de capitales se aprieten y comiencen a exigir retornos sobre la inversión, empresas inmersas en esta actividad "tendrán correcciones importantes en sus valorizaciones". En Chile, el país latinoamericano más avanzado en materia de retail, los principales actores han sabido capotear las nuevas realidades y se muestran más sólidos que sus pares norteamericanos. Un análisis de firmas inmobiliarias chilenas sostiene que allí las grandes superficies han fortalecido sus modelos de negocios y ofertas de valor diversificando su mezcla de productos y servicios, un nivel sano de aperturas de locales y el desarrollo de negocios complementarios como el crédito, dejándolas en buena posición competitiva. Además, los almacenes de gran formato chilenos han logrado fusionar en forma exitosa lo digital con lo físico. En Colombia, por contraste, la discusión coyuntural gira alrededor del impacto de los hard discounters y cómo continúan aumentando sus ventas vigorosamente y ganando cuota de mercado, aunque con fuertes pérdidas. Según la reconocida firma de investigación de mercados, Kantar, los hard discounters ya alcanzaron la misma participación que las grandes cadenas(15%). Una encuesta realizada hace un par de semanas por FENALCO y que tuvo amplia difusión, revela que en la actual temporada escolar, los consumidores, aunque en proporción mínima, mencionaron a estos establecimientos como lugares donde compraron los útiles escolares.