SE VIENE EL CENSO ECONÓMICO
Colombia carece de información actualizada y completa del tejido empresarial. El inventario de unidades económicas realizado en el Censo Económico de 2005 está completamente desactualizado. Esto contrasta con otros países de la región donde se realizan censos empresariales periódicos. En México se realiza cada cinco años y abarca principalmente a los sectores industrial, comercio y servicios no financieros. En Brasil se elaboran estudios de demografía empresarial cada año. En el caso del comercio, desde el último año de realización del censo económico, se han sucedido cambios estructurales que las estadísticas de hoy no recogen correctamente. Nuestros cálculos basados en recolección de información primaria sugieren que la tienda de barrio, emblema del comercio tradicional, sigue jugando rol protagónico pero ha perdido brillo. Para finales del siglo anterior, antes de la aparición de un huracán llamado Carrefour, la tienda, y en general el pequeño comercio en el que se incluyen las ventas callejeras y las plazas de mercado, representaban alrededor del 60% del mercado de bienes de consumo diario, pero hoy esa participación ha disminuido a un 42%, y si se incluyen los minimercados en trance de formalizarse completamente y dar el salto hacia adelante, dicha cuota sube el 48%. Con el Censo que realizará el DANE en 2021, tendremos más luz sobre este y otros temas impactantes para examinar la nueva estructura del comercio colombiano. También podremos conocer a ciencia cierta el grado de bancarización de las micro y pequeñas empresas, así como indagar en soluciones prácticas y viables a sus necesidades de financiamiento, que al parecer no están en el mercado de capitales.
Según el DANE, el 87% de los micronegocios son por cuenta propia, pero esta cifra probablemente disminuye cuando se compruebe que numerosos establecimientos que no tienen más de cuatro trabajadores no necesariamente son informales, sino que están altamente automatizados o que tercerizan muchas actividades como los servicios de aseo, la contabilidad y hasta el diseño de las páginas web. El DANE deberá estar atento a cuantificar y detectar las llamadas startups, un fenómeno empresarial de reciente aparición y que al parecer avanza a ritmos exponenciales todos los años. 
 
 
Archivo Adjunto: