Usted está aquí

DIAN se pronuncia sobre Tarifa de Impuesto sobre la Renta para Sociedades Nacionales

En días pasados la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN- emitió concepto respecto de la tarifa general del Impuesto sobre la Renta para personas jurídicas, es decir, la tarifa aplicable a las sociedades nacionales y sus asimiladas, los establecimientos permanentes de entidades del exterior y las personas jurídicas extranjeras o sin residencia obligadas a presentar la declaración anual del impuesto sobre la renta y complementarios.

 

Sea lo primero mencionar que al entrar en vigencia la Ley 1819 de 2016, el día 29 de diciembre de 2016, el cambio de composición accionaria que cualquier sociedad realice con posterioridad a citada fecha, es decir a partir del 30 de diciembre de 2016, implicará la pérdida del tratamiento preferencial y de esta manera la sociedad queda sometida a la tarifa general del impuesto sobre la renta del treinta y tres por ciento (33%) prevista en el numeral 6 del parágrafo 3 del Artículo 240 de la norma reseñada.

 

Así las cosas, debe acudirse al Código de Comercio el cual expone desde el artículo 26 hasta el 47, todo lo referido al registro mercantil, determinando la norma que el mismo es un documento público, que tiene por objeto llevar la matrícula de los comerciantes y de los establecimientos de comercio, así como la inscripción de todos los actos, libros y documentos respecto de los cuales la ley exigiere esa formalidad.

 

En concordancia con este precepto legal, se encuentra el artículo 28 del mismo compendio normativo, el cual establece los actos y documentos que deben inscribirse en el registro mercantil, dentro de los cuales se encuentra en el numeral 7) "Los libros de registro de socios o accionistas, y los de actas de asamblea y juntas de socios" .

 

A su vez, el artículo 29, del precitado código, determina dentro de las reglas para llevar el registro mercantil, que: 4) La inscripción podrá solicitarse en cualquier tiempo, si la ley no fija un término especial para ello; pero los actos y documentos sujetos a registro no producirán efectos respecto de terceros sino a partir de la fecha de su inscripción.

 

Asimismo, la Entidad recordó que la legislación comercial prevé como inoponible a terceros el negocio jurídico celebrado sin cumplir con los requisitos de publicidad que la ley exija y como ineficaces de pleno derecho, los actos que ella exprese como que no producirán efectos (Arts. 897 y 901 C. de co).

 

Corolario de lo anterior, se tiene que las actas de asamblea de socios deben inscribirse en el registro mercantil para que sean consideradas eficaces y de esta manera, produzcan efectos jurídicos ante terceros, so pena de ser ineficaces de pleno derecho. Tan es así, que su no inscripción en el registro mercantil puede devenir en sanciones por parte de las diferentes entidades de control, inspección y vigilancia, puesto que la inscripción es el método más efectivo de control, organización y actualización sobre las personas jurídicas, convirtiéndose en una obligación para la sociedad de acuerdo a las normas precitadas.

 

En consecuencia, para efectos del las disposiciones contenidas en el numeral 6 del parágrafo 3 del artículo 240 del ET., se entiende efectuado el cambio de composición accionaria de una sociedad desde la fecha de inscripción del acta de asamblea respectiva en el registro mercantil, y, por ende, sus efectos jurídicos se producen desde la fecha de inscripción en dicho registro.

 
PDF icon Descargar Archivo (176.2 KB)