Usted está aquí

El efecto Duque

En junio las ventas del comercio colombiano fueron apenas aceptables: no se registró un aumento importante en los volúmenes, fue un mes apenas “para el gasto”, pero en cambio mejoraron sustancialmente las expectativas inmediatas. En relación con las ventas, el 32% de los consultados reportó incremento, un 45% dijo que fueron “sensiblemente iguales” a las obtenidas en junio del año anterior y para el 23% hubo disminución.

Numerosos comerciantes de bienes de gran consumo y de confecciones y calzado dijeron que junio comenzó muy animado en materia de ventas pero comenzó a registrarse pérdida de dinamismo, lo que obligó a los empresarios a acentuar ofertas y promociones de fin de mes para recuperar el impulso. Las promociones del retail alentando a gastar la prima de mitad de año inteligentemente, contribuyeron a que el cierre del mes fuese positivo. Los de mejores resultados fueron los comerciantes que venden televisores, motivo Mundial de Fútbol. Igualmente, por la celebración del Día del Padre, los restaurantes, los domicilios, las tiendas especializadas en rancho y licores  y la venta de ropa incrementaron sus ventas. Continúan flojas las ventas de artículos de ferretería al tiempo que las ventas de vehículos bajaron la velocidad.

Las expectativas de comportamiento del comercio para el segundo semestre tuvieron una estimulante alza, lo que sugiere que la confianza empresarial va en proceso de franca recuperación: el 60% de los comerciantes creé que la situación de sus negocios en los próximos seis meses será mejor que en la actualidad y un 6% se declara pesimista. La principal razón del aumento en la confianza la atribuyen los consultados al triunfo de Iván Duque en la Presidencia.

 

Más información en nuestra Bítacora Económica de Julio.