Usted está aquí

Ponencia para primer debate del Proyecto de Ley que establece lineamientos para estabilidad laboral de mujeres en embarazo

En días pasados se dio a conocer el informe de ponencia para primer debate del Proyecto de Ley No. 062 de 2018 de Senado “Por medio de la cual se establecen lineamientos para la estabilidad laboral de mujeres embarazadas y se dictan otras disposiciones”.

La citada iniciativa tiene por objeto mejorar las condiciones laborales de la madre y del recién nacido, aumentado los términos de duración de la licencia de maternidad en caso de enfermedad del recién nacido y reglamentando su fuero laboral para garantizar que la lactancia pueda realizarse de manera digna y sin riesgos.

 

De esta manera, se busca que toda trabajadora en estado de embarazo tenga derecho a una licencia de dieciocho (18) semanas en la época de parto, remunerada con el salario que devengue al momento de iniciar su licencia. En caso de enfermedad del recién nacido que requiera observación médica las 24 horas, la licencia se ampliará hasta por veinticuatro (24) semanas, según el diagnóstico médico.

 

Si se tratare de un salario que no sea fijo como en el caso del trabajo a destajo o por tarea, se tomará en cuenta el salario promedio devengado por la trabajadora en el último año de servicio, o en todo el tiempo si fuere menor.

 

Para los efectos de la licencia, la trabajadora debe presentar al empleador un certificado médico, en el cual debe constar: i) El estado de embarazo de la trabajadora, ii) La indicación del día probable del parto, y iii) La indicación del día desde el cual debe empezar la licencia, teniendo en cuenta que, por lo menos, ha de iniciarse dos semanas antes del parto.

 

Así las cosas, la iniciativa pretende que de las dieciocho (18) semanas de licencia remunerada, la semana anterior al probable parto sea de obligatorio goce en caso de que el médico tratante prescriba algo diferente. La mencionada licencia remunerada, es incompatible con la licencia de calamidad doméstica y en caso de haberse solicitado esta última por el nacimiento de un hijo, estos días serán descontados de la misma.

 

Por otra parte, el esposo o compañero permanente tendrá derecho a ocho (8) días hábiles de licencia remunerada de paternidad. El único soporte válido para el otorgamiento de la licencia es el registro civil de nacimiento, el cual deberá presentarse a la EPS a más tardar dentro de los treinta (30) días siguientes a la fecha del nacimiento del menor.

 

Adicionalmente, ninguna trabajadora podrá ser despedida por motivo de embarazo o lactancia sin la autorización previa del Ministerio de Trabajo que avale una justa causa.

 

Se presume el despido efectuado por motivo de embarazo o lactancia, cuando este haya tenido lugar dentro del período de embarazo y/o dentro de los seis (6) meses posteriores al

parto.

 

Por último, las trabajadoras que sean despedidas sin autorización de las autoridades competentes, tendrán derecho al pago adicional de una indemnización igual a sesenta (60) días de trabajo, fuera de las indemnizaciones y prestaciones a que hubiere lugar de acuerdo con su contrato de trabajo.

 

De este modo, y dadas las implicaciones que esta iniciativa puede implicar para el gremio, les solicitamos nos hagan llegar sus comentarios a más tardar el próximo 4 de octubre.