Usted está aquí

Uso inadecuado de recursos recaudados por impuestos al carbono y las bolsas plásticas

La contraloría general de la Republica genero comunicado donde indica que se le está dando un uso inadecuado a los recursos recaudados por los dos últimos impuestos creados por el estado colombiano en materia ambiental: el impuesto nacional al carbono y el impuesto a las bolsas plásticas.

En primer lugar el impuesto al carbono, al momento de implementar esta ley, se estableció que los dineros recaudados serian para el Fondo Colombia en Paz y solo únicamente el 30% se destina a temas medioambientales, mientras que el 70% se destina a la implementación del acuerdo final suscrito entre el gobierno nacional y las extintas FARC-EP y son presupuestados en la sección del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Aunque la Contraloría reconoce la relevancia del cumplimiento de los acuerdos y la construcción del posconflicto, el organismo de control hizo un llamado al Gobierno y al Congreso Nacional para que, en el marco de sus competencias y la colaboración armónica de poderes, estudien la posibilidad de asegurar que los recursos de los impuestos ambientales sean direccionados al sector medio ambiental.

En segundo lugar, en cuanto al Impuesto al Consumo de Bolsas Plásticas, la Contraloría considera que, por su naturaleza tributaria y los resultados obtenidos en el comportamiento de los consumidores, esta medida debería profundizarse mediante otros mecanismos que permitan vincular a otros agentes económicos que hoy no son responsables del tributo. Actualmente únicamente están obligados los responsables del IVA pertenecientes al régimen común, como supermercados, grandes superficies o almacenes de cadena. Los recursos recaudados por este impuesto no tienen una destinación específica. Van a la bolsa común del tesoro nacional y la Contraloría considera que una parte puede orientarse a temas de protección del ambiente.

Para mayor información, revisar el archivo adjunto.